Seguros para bicicletas, ¿Qué cubren y cuanto cuestan?

;
Sin lugar a dudas andar en bicicleta para todos lados es una de las cosas más cómodas que puede haber, no solamente refiriéndonos en comodidad para nuestro bolsillo, pues no gastamos un sólo centavo en combustible; viajar en bicicleta también es absoluta comodidad en cuanto al tráfico. Ya que es muy difícil, si no es que imposible, que te topes con un congestionamiento tal que no te permita el paso en tu bicicleta.

Otra gran ventaja de viajar en bicicleta es que al mismo tiempo que te transportas hacia donde deseas, estás haciendo ejercicio y manteniendo tu salud en mejor estado que manejando cualquier tipo de vehículo; de hecho gracias al ejercicio que realizas, consumes más agua que una persona que maneja vehículos en lugar de conducirse en bicicleta.

La vulnerabilidad de ser ciclista

Este es un punto que definitivamente es importante tratar cuando hablamos de la seguridad en el ciclismo y es que, por más que nos encante nuestro medio de transporte que no nos hace gastar en combustible ni hacer grandes filas, definitivamente en las vías somos los más vulnerables, independientemente de que lleves tu casco, rodilleras, coderas y toda la implementación necesaria, sigue siendo mucho más vulnerable que alguien que está dentro de un vehículo en cualquier tipo de accidente.
Esta vulnerabilidad no se reduce solamente a los accidentes físicos que un ciclista puede tener, sino también a la facilidad con que te pueden despojar de tus pertenencias conduciéndote en bicicleta, ya sea robarte las cosas que llevas contigo o por supuesto, también existen las personas que se dedican a robar el vehículo del ciclista como tal; ante todas estas vulnerabilidades, tenía que existir una acción evasiva y esos son los seguros para bicicletas y para ciclistas también.

¿Cómo funcionan los seguros para bicicletas?

Al igual que otros tipos de seguros que conoces, ya sean de automóviles, de viviendas e incluso seguros de vida, la dinámica de los seguros para bicicletas y para sus conductores, se tratan básicamente de un contrato entre el conductor de la bicicleta y una compañía aseguradora, que por una cantidad específica de dinero, puede estar totalmente tranquilo y seguro de que la compañía va a responderle ante diversos problemas que se le puedan suscitar al titular de la contratación.

¿Cuánto cuesta un seguro para bicicletas?

Obviamente esto es algo que va a depender mucho de la empresa con la cual el seguro se contrate, pero lo que si vale la pena mencionar es que hay que buscar una aseguradora que incluya servicio las 24 horas en el cobro, pues si de pronto alguna cifra es tan baja como pagarte una hamburguesa, puede ser porque si de noche te roban tu bicicleta, no te responderán.

Ahora bien, definitivamente es importante que recalquemos una gran diferencia entre estos seguros y los seguros para otro tipo de vehículos o para viviendas y es que tienen un pago anual y nada más, no será algo que tengas que recordar mes tras mes o que tengan que debitar de tu cuenta, pues será una sola vez y la verdad es que los precios son de verdad geniales, pues rondan desde los €35 hasta los €60 por año, estamos hablando de que en el caso más caro de todos, estarías pagando el equivalente a €5 mensuales; para todo lo que ofrecen, es sencillamente genial.

¿Qué cubre un seguro para bicicletas?

Bueno, viéndolo desde el punto de vista específico de la bicicleta, por supuesto que esto dependerá de la aseguradora en cuestión, pero la gran mayoría cubren para comenzar, el robo del vehículo; si alguien te roba la bicicleta, la empresa se encarga de devolverte el precio por el cual había sido previamente valuada tu bicicleta. Cabe mencionar que puede haber muchos tipos de robo y que robo es cuando te quitan las cosas a ti, es decir, te das cuenta obviamente; algunas pólizas no incluyen robos desde el patio trasero de la casa, cosa que puede suceder mientras duermes y que en realidad es hurto y no robo. Pon atención a eso.
Por otro lado, estos seguros también suelen cubrir, en cuanto a la bicicleta siempre, gastos para reparar el vehículo ante algún accidente y dependiendo de la compañía, muchas cubren gastos de accidentes que incluso hayan sido culpa tuya y no necesariamente que un auto te haya golpeado o que un peatón irresponsable te haya causado; es decir, si chocas con un árbol y se daña la bicicleta por ejemplo, el seguro puede cubrir las reparaciones que tengan que ver con todo menos las llantas.

Seguro para el ciclista junto a la bicicleta

Muchas de las principales aseguradoras tienen una importante cobertura en responsabilidad civil, esto significa que si por algún motivo tu causaste daños a un peatón e incluso a un vehículo que haya estado aparcado o hasta en un choque que fue tu culpa, el seguro cubre los gastos que tendrías que pagar como responsable de lo que ocasionaste, todo por la misma cuota única que has cancelado y los costos que cubren son realmente altos comparados con el cobro que te hacen por el seguro.

Esto definitivamente es bueno y te quita un gran peso de encima si llega a ocurrir, pero aún hay cosas más importantes que los seguros llegan a cubrir y es por ejemplo, que si tienes un accidente de tránsito, el seguro cubre tu hospitalización con una renta diaria específica y de hecho, como se sabe que en bicicleta eres muy vulnerable, aunque no es lo que se espera, puede ocurrir que tengas un accidente que te lleve a la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) y en ese caso, muchas aseguradoras dan el doble de renta diaria por el costo médico.

Se pone aún mejor, bueno, dependiendo del caso; resulta que hay otra cosa que no esperamos que nos pase, pero que puede pasar y es peor aún y también es cubierta por estos seguros. Si tienes seguro de vida te darás cuenta de que muchos exoneran la responsabilidad de la aseguradora por muerte practicando deporte y aunque sea para transportarte, seguro dirían que la bicicleta es deporte y estas aseguradoras lo saben, así que también hay cobertura por gastos funerarios si en algún caso llegase a pasar lo peor en un accidente en el que te veas involucrado.
Si te gusta mucho el ciclismo extremo y en las montañas, pues también tenemos buenas noticias para ti, pues los seguros para ciclistas y sus bicicletas, también incluyen en muchos casos asistencia en accidentes remotos en los que quedes varado en una montaña por ejemplo, sin poder movilizarte o algo parecido gracias a las lesiones, en tal caso, la compañía envía por ti a un equipo de rescate con todos los equipamientos de primeros auxilios necesarios y en definitiva es o no es malo.

Bueno, sería difícil terminar la lista, hay compañías que incluso te ofrecen hacerse cargo de los costos de cirugías plásticas reparadoras si quedaste con muchas cicatrices en un accidente y otras que te dan ayuda jurídica si un peatón al que atropellaste ingresa cargos en tu contra y desea más dinero que el que la responsabilidad civil cubre. Los beneficios en realidad son muchos al hacerte de uno de estos seguros.

Como puedes darte cuenta, no hay mejor manera para salir a disfrutar de tu bicicleta en el aire libre, que teniendo un seguro que te dé la tranquilidad de que cualquier siniestro que ocurra está cubierto, sea físico, cuestiones de robo a tu bicicleta o tus pertenencias y demás; si lo que deseas es precisamente eso, poder salir tranquilo con tu bicicleta, ya sea a hacer deporte o como medio de transporte, la mejor opción es hacerte de un seguro para bicicletas o para ciclistas.

Solo nos queda aconsejarte que analices bien las alternativas, pues son muchas las que hay en el mercado y que no sacrifiques una cobertura importante por unos cuantos euros, pero que tampoco vivas bajo la premisa de que “lo más caro es lo mejor”, sino que analiza todas las opciones una a una.
Siguiente
« Post anterior